¿Tienes la personalidad adecuada para tener un gato?

Nuevos modelos de Seguros GMX

En las creencias populares, el mundo se divide en personas pro-perro o pro-gato, como de dos variantes humanas. Parece que esa afirmación tiene algunos fundamentos: la Universidad John Carroll, en Estados Unidos, tiene un estudio en el que registró que los dueños de gatos son introvertidos, sensibles y no les gusta seguir las reglas, mientras que quienes tienen un perro en casa son más sociables, enérgicos y bien portados.

Más allá de la validez del estudio y de la voz popular, lo cierto es que las personas seleccionan a sus animales de compañía con base en su personalidad.

Es positivo contar con ese aspecto antes de elegir cualquier animal para vivir en casa, ya que para lograr una convivencia sana y perdurable, la compañía seleccionada debe ser adecuada para el estilo de vida de su humano.

Y a todo esto, ¿Qué dicen los estudios acerca de la personalidad de tenedores de gatos?

1. Que son cultos e imaginativos.

El psicólogo Sam Gosling lideró un estudio en la Universidad de Texas sobre los rasgos de personalidad de propietarios de perros y gatos. Respecto a estos últimos, concluyó que se trata de personas que tienden a la reflexión y a ser introvertidos, con una gran imaginación.

Es decir, procuran su mundo interior. Por eso elegirán un compañía felina más bien silenciosa y hogareña. Afectuosa, pero que no sea tan demandante como un perro, y que les deje leer el libro que quieren, en lugar de tenerlo que llevar a su paseo vespertino.

2. Citadinos.

Denise Guastello, profesora de Psicología en la Universidad de Carroll, también en Estados Unidos, tomó como referencia importante el entorno de las personas que adoptarán una mascota. Y para quienes viven en departamentos, en las grandes ciudades, un gato siempre será una alternativa deseada, pues requieren poco espacio y pueden adaptarse higiénicamente a la arquitectura de un condominio.

Además, harán menos ruido que un perro, lo que facilita la convivencia vecinal.

3. Independientes.

Aunque los gatos son muy cariñosos, tienden a ser más independientes que un perro. De esta manera, sus humanos pueden irse a trabajar y pasar varias horas fuera sin que se estresen tanto como un perro. Los gatos son cazadores solitarios, así que se entretienen con sus propios juguetes, así que no requieren tanta socialización.

Y lo más importante de todo: los gatos te gustan, no te causan alergia y tienes la disposición de cuidarlo y alimentarlo. 



Como parte de estas tareas también querrás protegerlo en caso de accidentes o enfermedades y GMX Seguros tiene el seguro ideal para ti (es decir, para tu minino). Visita esta liga para tener la información completa.