La tecnología que revoluciona a la industria de la construcción

Nuevos modelos de Seguros GMX

Los sectores productivos viven aceleradamente un proceso de integración de la tecnología al corazón del negocio y de su interacción con el mundo. Por supuesto, la industria de la construcción no es la excepción: la nube, el internet de las cosas (IoT), big data y el software especializado son algunos de los ejes que están acelerando su transformación.

Visto bajo este enfoque, información del MacKinsey Global Institute –consultoría global enfocada en la  administración estratégica – señala a la construcción y sus nuevos procesos tecnológicos como si se trata de una inmensa fábrica de casas, edificios e infraestructura pública: sus sistemas de comunicación interna y externa, así como el desarrollo y ejecución de los proyectos que desarrolla ya pueden basarse en plataformas colaborativas, que permiten eficiencias y ahorros de todo tipo.

Una referencia clásica en este sentido se encuentra con el Building Information Modeling (BIM), un sistema de modelado de información para la edificación, que de acuerdo con la definición del fabricante de software Audodesk, se trata de la base de la transformación digital en la industria de la arquitectura, la ingeniería y la construcción. Es una plataforma que reúne y agrupa la información de los distintos campos que integran un proyecto de edificación, desde la planeación hasta la última fase de ejecución. Según el MacKinsey Global Institute, 75% de las empresas que han adoptado BIM han tenido un retorno positivo de la inversión.

A partir de BIM se ha desarrollado software especializado para proyectos, como es el caso del Bridge Information Modeling (BrIM), para la construcción de puentes. El uso de plataformas comunes permite el crecimiento de otros fenómenos, como los contratos digitales, que favorecen la gestión y seguimiento de los proyectos y también deriva en eficiencias de tiempos.

Una vez que empieza la colaboración de todas las partes que intervienen en la construcción a partir de una sola plataforma, comienza también otro fenómeno de riqueza: la generación de datos y estadística, que si se analiza sistemáticamente puede convertirse en información muy valiosa para tomar decisiones, así como para desarrollar nuevos proyectos con mejores referencias de desempeño. Es así como surgen los fenómenos de Big Data (gran generación de información de los proyectos) y la Smart Data (el análisis profundo y cruzado de la información que se genera).

Costos, el desempeño de materiales, tiempos de ejecución, incidentes, manejo de los recursos humanos… todo puede graficarse, analizarse, estudiarse y emplearse de referencia, una riqueza invaluable para las empresas que pueden trazar sus pasos a seguir y sus nuevas propuestas basadas en bases reales y firmes.

El modelado tridimensional en el campo digital también ha permitido que este campo mejore. En este sentido, la realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (RA) se consideran herramientas fundamentales para presentar proyectos, analizar detalles de la construcción antes de que se lleven a cabo las ejecuciones, previniendo errores y contratiempos.

La tecnología para la construcción considera también un aspecto del que se habla poco: la robotización. Brazos robóticos y similares que ayuden a realizar tareas repetitivas, así como de alto riesgo para el personal de las obras son una realidad que, de acuerdo con los expertos, cada vez será más aplicada.

A la interacción de estas tecnologías en la industria se le llama 4.0 y es un hecho que va permeando paulatinamente en este campo industrial, si bien en un principio por el nivel de inversión y de personal capacitado para elaborarla se ha propagado entre los grandes consorcios se sabe que llegará también a las pequeñas y medianas firmas de este sector.

 

Todo este cuidado al detalle y a la eficiencia, así como la procuración y cuidado de cada proyecto se complementa de manera idónea con el Seguro para la Construcción elaborado por GMX Seguros, que no solamente contempla los riesgos inherentes en cada proyecto y ejecución, sino que además lo complementa con aspectos de Responsabilidad Civil (RC), uno de los campos más sensibles en esta actividad económica. Conócelo a fondo aquí y ponlo en marcha en tus obras: es una forma de incursionar en la vanguardia que propone la Construcción 4.0.