Cosas de gatos: la familia pequeña vive mejor

Nuevos modelos de Seguros GMX

¿Sabías que una gata puede llegar a tener hasta 18 gatitos al año?

Las hembras de los felinos domésticos alcanzan la madurez sexual a los seis meses de vida y tienen, anualmente, tres ciclos reproductivos. En cada uno puede tener camadas de, en promedio, seis mininos cada vez.

Impresionante, ¿cierto? De ahí que, tristemente, los gatos estén entre los animales domésticos que son echados a la calle —donde siguen reproduciéndose sin control—. De acuerdo con información de Adoptare, organización sin fines de lucro, México es el país latinoamericano con más perros y gatos callejeros.

Bien, podrías decirnos que no tienes la más mínima intención de abandonar a tu gato o gata, así que en tu caso no tendrías por qué recurrir a la esterilización. Pero tendrás que reconsiderarlo. Información del Programa de Esterilización de Perros y Gatos de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) indica que durante las temporadas de reproducción se vive un gran estrés, tanto de los propietarios como de los propios animales. Y esto se asocia a la imagen de las caricaturas de gatos maullando en los techos, a la media noche, mientras los vecinos les arrojan zapatos para ahuyentarlos.

Las gatas, explica la UAEM, maúllan con fuerza para atraer a los machos, quienes llegan y se pelean entre sí. Todos marcan su territorio. Quienes encierran a las gatas para impedir que salgan, las escucharán maullar, las verán con la intención de escaparse en cualquier momento e incluso dejarán de comer en esos periodos.

La esterilización se perfila como una solución para impedir la reproducción indeseada de los animales de compañía y para prevenir algunos riesgos de salud para ellos, como desnutrición y cáncer felino. Ayuda, también, a mejorar su comportamiento, al reducir sus reacciones agresivas y su instinto de escapar.

Se trata de un proceso quirúrgico sencillo, cuando se realiza con veterinarios bien entrenados. El Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) explica que consiste en la extirpación de los ovarios, en el caso de las hembras, y de los testículos en los gatos.

Se hace un corte quirúrgico pequeño. Tras la operación será necesario llevarse al gato a casa, mantenerlo tranquilo y evitar que se muerda los puntos de sutura. En general, la recuperación es pronta.

Los gobiernos locales organizan algunas semanas al año con jornadas de esterilización gratuitas, o a bajo precio, para perros y gatos. También hay grupos de agrupaciones protectoras de animales que ofrecen este servicio con cuotas de recuperación muy accesibles.

 

Considerar este procedimiento de salud y convivencia para tus gatos es un principio de seguridad y previsión, al igual que protegerlos a través de Medipet, el seguro que los cubre a ellos y a ti en cuestiones de salud y responsabilidad civil. Sólo GMX te ofrece un producto así: clica aquí para conocer todas sus ventajas. (http://www.medipet.mx/)