Básicos para prevenir intoxicación en restaurantes

Nuevos modelos de Seguros GMX

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, los alimentos insalubres contienen bacterias, parásitos o sustancias nocivas que causan más de 200 enfermedades, desde diarrea hasta cáncer. 

Se estima que cada año se enferman 600 millones de personas a nivel mundial —casi uno de cada 10 habitantes— por ingerir alimentos contaminados y que 420,000 mueren por esta misma causa. 

Las infecciones diarreicas, que son las más comunes asociadas al consumo de alimentos contaminados, provocan enfermedades cada año a unos 550 millones de personas y 230,000 muertes. 

Podría sonar exagerado hablar de muertes ante una intoxicación por alimentos, sin embargo, un reciente caso ocurrido en Nuevo León deja claro que los negocios no deben subestimar tener protocolos de sanidad y manipulación adecuada de alimentos. 

El pasado 11 de mayo se informó sobre la muerte de dos menores de 3 y 5 años, en el municipio de Escobedo, Nuevo León por el consumo de pollo asado en mal estado. 

La madre de familia dejó cenando a sus hijos y su esposo, para retirarse a trabajar. Durante la noche y madrugada, los niños y su padre comenzaron con vómito y diarrea intensa. 

Vía telefónica, la madre de familia le dio indicaciones a su esposo y siguió trabajando. Al día siguiente, encontró a sus hijos sin vida y a su esposo en mal estado, al grado que tuvo que ser llevado a un hospital. 

La sucursal del negocio de pollos fue suspendida por las autoridades y días después, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León reveló que las muestras que fueron tomadas por la Secretaría de Salud del Estado, a los pollos de la cadena restaurantera, arrojaron positivo a la bacteria de Salmonella. 

 

Cómo prevenir una intoxicación alimentaria 

  

De acuerdo con MedLine Plus, el sitio que ofrece información de salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, estos son los básicos para prevenir intoxicaciones alimentarias. 

·  Lavarse las manos con frecuencia y siempre antes de cocinar o limpiar. 

·  Lavarse las manos siempre después de tocar carne cruda. 

·  Limpiar los platos y utensilios que hayan tenido algún contacto con carne de res, carne de aves, pescado o huevos crudos. 

·  Usar un termómetro al cocinar. Cocine la carne de res a al menos 160°F (71ºC), carne de aves a al menos 165°F (73.8°C) y pescado a al menos 145°F (62.7ºC). 

·  No colocar carne ni pescado cocidos de nuevo en el mismo plato o recipiente en donde estaba la carne cruda, a menos que dicho recipiente haya sido lavado. 

·  Refrigerar cualquier alimento perecedero o sobras dentro de un período de dos horas. } 

·  Mantener el refrigerador graduado a más o menos 40°F (4.4ºC) y el congelador a 0°F o por debajo (-18ºC). 

·  No consumir carne de res, carne de aves ni pescado que se haya refrigerado sin cocer por más de 1 a 2 días. 

·  Cocinar los alimentos congelados por el tiempo completo recomendado en el paquete. 

·  No utilizar alimentos caducos, alimentos empacados con el sello roto ni latas que tengan abolladuras. 

·  No consumir alimentos que tengan olores inusuales o sabor a descompuesto. 

  

Protege la operación de tu negocio 

Aún llevando a cabo medidas preventivas, puedes fallar en el camino para evitar intoxicaciones alimentarias. Para esas circunstancias, una cobertura de Responsabilidad Civil (RC) es útil. Cuando contratas una póliza de RC, se activa la cobertura por intoxicación.El Seguro GMX para Restaurantes y Bares es una herramienta que te protege en distintos supuestos como: 

 -Cobertura de gastos médicos para los afectados por la intoxicación. 

-La cobertura también se activa para los proveedores del negocio de comida, pues participan en el suministro de comestibles.  

-Incluye la remoción y limpieza de todos los comestibles contaminados (con un sublímite en la póliza). 

-Cobertura por pérdida de utilidades, gastos fijos y salarios generados durante el tiempo que el negocio tuvo que suspender la operación. 

Acércate a nuestro equipo de expertos para contratar una póliza de RC que te proteja de este y otros riesgos propios de tu negocio.