Los retos de las aseguradoras para hacer frente al cambio climático

Nuevos modelos de Seguros GMX

No es ningún secreto que en los últimos años, las aseguradoras, al igual que muchas industrias, han buscado equilibrar su responsabilidad social corporativa con sus obligaciones hacia los asegurados. Pero ahora, el daño al negocio de las aseguradoras se ve afectado de manera importante debido a la mayor frecuencia y severidad de los eventos catastróficos.

Expertos en el tema han llegado a sugerir que el daño potencial del cambio climático a la industria de seguros, podría terminar siendo tan severo como las consecuencias de la crisis hipotecaria que desencadenó la crisis financiera de 2008.

La Encuesta Sobre el Estado de los Riesgos Climáticos de los Reguladores de Seguros, realizada por el Deloitte Center for Financial Services, encontró lo siguiente:

  • La mayoría de los reguladores de seguros estatales de Estados Unidos espera que los riesgos de cambio climático de todos los tipos de compañías de seguros aumenten a mediano y largo plazo, incluidos los riesgos físicos, los riesgos de responsabilidad y los riesgos de transición.
  • Más de la mitad de los encuestados también indicó que es probable que el cambio climático tenga un impacto alto o extremadamente alto en la disponibilidad de cobertura y en los supuestos de suscripción.
  • Los reguladores y legisladores están observando con mucha atención las implicaciones de los riesgos relacionados con el clima y están cada vez más preocupados por la respuesta de la industria de seguros al cambio climático.

 Con las pérdidas en aumento, las aseguradoras ya no pueden posponer abordar el impacto del cambio climático en sus decisiones de suscripción y nuevos productos que respondan a estas necesidades.

 

Respuesta de las compañías de seguros

Son muchas y distintas acciones que ests empresas están llevando a cabo. Por ejemplo, la mayoría de las aseguradoras está haciendo la transición de sus carteras de inversión y suscripción a cero emisiones netas. Al desarrollar estrategias de inversión y suscripción, las aseguradoras están demostrando un compromiso tangible con la resiliencia social y corporativa al cambio climático.

En lugar de abandonar a los clientes asegurados que dañan el medio ambiente, algunas aseguradoras están trabajando con esas empresas a medida que desmantelan, o cuando es posible, descarbonizan sus actividades.

Además, las aseguradoras están desarrollando productos de seguros para cubrir tecnologías innovadoras y fuentes de energía renovable, lo que permite a los clientes asegurados invertir y ampliar iniciativas sostenibles.

El gremio está trabajando para preparar los negocios en su cadena de suministro para el futuro y para garantizar que la cadena de suministro del mercado pueda demostrar que está en camino a cero neto.

 

Las aseguradoras innovan en coberturas

 

Además de lo anterior, estas compañías trabajan en nuevos modelos de cobertura que respondan a las necesidades actuales.

Como es sabido, las empresas de seguros siempre han analizado la frecuencia y la gravedad de los fenómenos meteorológicos. Sin embargo, cuando se trata del cambio climático, la industria ha tenido que modificar las ecuaciones que se utilizan en sus evaluaciones de suscripción.

Por ejemplo, antes, los incendios forestales no eran un tema para la industria, hoy el panorama es diferente. El número de días con riesgo extremo de incendios ha aumentado en todo el mundo de acuerdo con el Instituto Mixto de Biodiversidad de Mieres. También la frecuencia de los huracanes ha aumentado en los últimos años, y la industria está experimentando diferentes tipos de pérdidas derivadas de estos eventos.

Para hacer frente a esto, en lugar de confiar en datos históricos para modelar tendencias futuras, las aseguradoras han tenido que desarrollar cada vez más modelos predictivos basados en suposiciones proyectadas. Un claro ejemplo son los seguros paramétricos.

Se trata de un tipo de seguro que cubre la probabilidad de que ocurra un evento en lugar de indemnizar la pérdida real. En este esquema, la cobertura se activa si se cumplen o exceden los parámetros de evento predefinidos. Por ejemplo, en un terremoto o un huracán, el parámetro o índice es la magnitud o la velocidad del viento respectivamente. 

El enfoque de la industria de seguros en el cambio climático conducirá cada vez más a mecanismos específicos de suscripción y fijación de precios, para ayudar a dar cuenta de las mayores exposiciones de la industria, acompañadas de recursos adicionales para los clientes sobre cómo pueden mitigarlas.

 

**Con información de Deloitte y Risk & Insurance